miércoles, 22 de octubre de 2008

Un despiste

Mi madre suele decirme:
"algún día perderás la cabeza".

No, mamá: he perdido la felicidad
y no sé dónde.

3 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

La felicidad no se pierde o se encuentra, se construye

Dark Phoenix dijo...

y poquito a poco, sobretodo con muuuuucha paciencia y buenas manos que te ayuden!!

tonio dijo...

Por muy buenos que sean los cimientos, y bien visible la atalaya. Hay dias en que todas las puertas están cerradas.