viernes, 7 de noviembre de 2008

Walking Around

Sin embargo sería delicioso
asustar a un notario con un lirio cortado
o dar muerte a una monja con un golpe de oreja.
Sería bello
ir por las calles con un cuchillo verde
y dando gritos hasta morir de frío.

Con los buenos poetas pasa que te gustan por algo; pero es que luego descubres lo demás, y es cuando entiendes que son extraordinarios.

Walking Around.