lunes, 22 de diciembre de 2008

El Llibertí

Photobucket

El jueves pasado fui a ver El Llibertí (El Libertino) en el teatro Zorrilla. Pensé que me iba a quedar con las ganas después de no haber podido ir al Poliorama, cuando descubrí que estaba un par de días en este teatro.

La obra, de Éric-Emmanuel Schmitt es, según el propio autor, un vodevil filosófico. Ha tenido diversas adaptaciones al teatro y también al cine. Esta versión está dirigida por Joan Lluís Bozzo.

Narra un día en la vida de Diderot, uno de los filósofos enciclopedistas. Ese día en concreto, estando la imprenta en marcha, Rosseau deja plantado a Diderot con un artículo, que se ve obligado a escribir él: la Moral.

El tiempo premia y el filósofo tiene que escribir el artículo en unas pocas horas para llevarlo rápidamente a la imprenta, pero en esas horas pasan por la sala diferentes mujeres que dificultarán a Diderot la tarea de discernir lo que es moral. ¿Es la moral la búsqueda de la felicidad del individuo? ¿Es la moral la búsqueda del placer? ¿Es hacer lo correcto para prolongar la continuidad de la especie? ¿o realmente no hay libertad de elección, y por tanto no podemos ser morales?

Realmente se desarrolla un vodevil filosófico con diferentes puntos de vista sobre lo que es la moral, lo que es el placer, la libertad y básicamente, lo que es el individuo frente al mundo. Todo eso conjugado con una gran dosis de humor y también de erotismo, con personajes pícaros e inocentes, paredes que se abren para esconder amantes...

En definitiva, una obra divertida y fresca con trajes de época (que a mí me encantan) y filósofos con el culo al aire (literalmente). Muy recomendable (aunque la recomendación llegue tarde).

4 comentarios:

Dark Phoenix dijo...

qué es la moral??
madre mía... supongo que habrá tantas definiciones como personas... una penita no poder ver la obra que recomiendas!!

Necio Hutopo dijo...

Pues bueno, supongo que si algún día la montan por estas tierras la ire a ver seguro...

Y Darkie, a tu pregunta, moral es lo que tu y yo hacemos... Pero sólo porque las distancias evitan que nos pogamos inmorales.

Kiryë dijo...

¿Seguro que la moral es lo que hacéis, y lo inmoral lo que haríais?

Una de las cosas más interesantes y divertidas de la obra era que Diderot podía defender puntos de vista totalmente opuestos, ofreciendo un discurso "racional" en cada caso. Por una parte defiende la infidelidad, porque es amoral ir en contra de la naturaleza del hombre; pero por otra parte defiende el matrimonio como vía para perpetuar la especie.

En fin, él mismo al final dice que él se hizo filósofo para hacerse preguntas, y todo el mundo le pide respuestas.

Igualmente, aunque será difícil que veáis en concreto la adaptación de Bozzo; igual en algún momento os pilla la adaptación de otro director.

Calpurnia dijo...

lo mismo es cosa mía, pero parece que recuerda un poco a Sade, aunque mas descafeinado jeje