miércoles, 18 de febrero de 2009

Psicoanálisis, por favor

Photobucket

Ayer en clase hicimos un ejercicio de creación con un grado de abstracción alto.

Básicamente consistía en hacer un ejercicio de máxima relajación conducido por el profesor (cerrad los ojos, mente en blanco, escuchad el silencio...), durante el cual en ciertos momentos teníamos que trascribir al papel lo que estuviéramos oyendo, o lo que nos pasara por la cabeza usando sólo vocales, usando dibujos, sílabas y, en cierto momento, componiendo un poema:

Bebé oso bruno

lloras de hambre

bajo la tierra tupida.

Tu padre duerme

y lloras con un arrullo

agua, agua de las estrellas,

infinita y nueva cada día.

Es el agua que lloras

por los dientes.

Gritas

con los ojos y las manos.

Rompes la tierra

que tu padre duerme.

Arrulla

bajo las rocas

el cieno seco

con su aliento empañado.

Con agua del cielo.

Lejos.

Y mar azul. Color agua,

pero lejos de la boca.

Bebé, qué lloras

-Hambre.

De sed.

Buscas a tientas

el arrullo de tu llanto,

el de tu padre

que respira grande

en un hueco de la tierra

virgen.

donde ya han vivido otros antes

y donde nadie ha estado.

Oso pequeño

ligero

¿duermes?

Por alimentarte de sueños.

Allí las estrellas

son grises como la tierra

que empaña tu llanto.

Luego tuvimos que leerlos en alto frente a la clase, y cuando terminé la gente me miraba raro. Lo curioso del caso es que mientras mucha gente decía que al releer lo escrito se veía extraño, como si hubiera aflorado durante ejercicio una parte de ellos que tenían más escondida. Pero yo no noté nada raro, sólo que se estaba muy bien con tanto relax y que casi me duermo.

¿Algun psicoanalista en la sala?

5 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

El ejercicio se llama escritura automática y era usado (muy usado) por los surrealistas...

Calpurnia dijo...

quizás no estabas siendo lo bastante inconsciente y por eso no te sentiste rara
son 50 euros, precio de amiga!;D

haddock dijo...

Eso o que tu relación con tu inconsciente es sumamente estrecha, lo cual asustaría un poco.

Santino dijo...

No estoy de acuerdo con que este poema sea escritura automática. Hay muchas cosas que me indican lo contrario. Por ejemplo, las reiteraciones, que son la base de la poesía, pero sobre todo la coherencia que se mantiene, a pesar de que su significado se pueda escapar.

De todos modos es dicutible que exista la escritura automática pura, porque la razón siempre está de por medio, aunque sea muy disimulada.

Kiryë dijo...

Hutopo, estoy de acuerdo con Santino. Ten en cuenta que este ejercicio iba guiado y tenía unas pautas. El simple hecho de "tener que hacer" un poema ya condiciona mucho la forma de escribir.

Calpurnia, ufff, gracias! Ya te lo envío por correo...

Haddock, asustar ¿por qué? :P

Santino, completamente de acuerdo con usted.