jueves, 11 de septiembre de 2008

J. G. Ballard. Autopsia del nuevo milenio.

Organiza CCCB (Centre de Cultura Contemporània de Barcelona)
Del 22 de julio al 2 de noviembre de 2008

J. G. Ballard es un escritor inglés de cuentos y novelas, enmarcado dentro del género de la ciencia-ficción.

La exposición del CCCB se adentra y reinterpreta el mundo ballardiano a través de diferentes visiones (frases del propio autor, pinturas, fotografías, cortometrajes, trailers de películas, vídeos de declaraciones de Ballard y de otros autores sobre él y montajes escenográficos), creando un ambiente muy onírico y surrealista por momentos.
Incluso para aquéllos que no conozcan al autor (como yo antes de entrar) se les permite entender las premisas básicas de la literatura (y la mente) ballardiana.

Ya en la entrada, el propio Ballard nos narra su credo personal, y poco a poco descubrimos la inversión que hace con respecto a la ciencia ficción: mientras muchos autores se centran en la exploración del espacio exterior, Ballard se centra en la narración del espacio interior. Es recurrente en su obra la recreación de distopías así como la búsqueda de la perversión en el ser humano. La exposición nos muestra a través de un acertado montaje la influencia de la experiencia del campo de concentración japonés donde Ballard pasó parte de su infancia hasta la adolescencia; retratado a través de alegres acuarelas de algunos de los internos, imágenes fotográficas y vídeos, y nos dejan una brutal idea: a los residentes del campo, la Bomba Nuclear les salvó la vida.
También se escenifica la influencia de Freud, el surrealismo y los sueños en sí mismos (el propio autor declara que recuerda con total nitidez casi la totalidad de sus sueños) y se hace participar a los espectadores en un recorrido morboso por parte de la obra del escritor inglés.

Gracias a estos y otros montajes, el recorrido (de casi dos horas), aboga por la participación del espectador, y no sólo le hace partícipe de la obra de Ballard, sino que también le propone una reflexión sobre un mundo no tan futuro y sobre el propio ser humano que habitará (o habita) este nuevo milenio.